sábado, 4 de junio de 2016

Cuchillos de cocina



Buenos cuchillos para empezar con buena mano

Material de la hoja
Material del mango

Cuchillos de calidad y conservados adecuadamente garantiza la elaboración de los alimentos con seguridad y precisión.
Material de la hoja
Acero al carbón: mezcla de hierro y carbón, no es caro y proporciona óptimos resultados. Es más fácil de afilar en comparación con otros materiales, pero se oxida más fácilmente, traspasando a veces ese sabor a las comidas
Acero inoxidable: se refiere a cualquier tipo de acero pero con la característica de no oxidarse si se expone en lugares húmedos y resistente a ácidos utilizado muy frecuentemente en la cocina. La hoja es más lucida y el cuchillo será resistente a la corrosión
Cerámica: son más ligeros y muy afilados, aunque acaban perdiéndolo con el uso y solamente lo pueden recuperar con aparatos especiales. Al ser más frágiles requieren mayores cuidados aunque no se oxidan ni corroen.

Material del mango
Madera: proporciona una sujeción mayor pero son más difíciles de cuidar, dado la porosidad del material que absorbe microorganismos, olores y puede deformarse por lo que no se aconseja lavarlos en lavavajillas
Plástico: la ligereza es su punto fuerte, dado que no atraen ni microorganismos ni olores. Son poco valorados por ser menos precisos en sus cortes por su poco peso, por escurrirse de la mano con facilidad y por hacerse más frágiles con el uso
Acero inoxidable: los más resistentes e higiénicos y los más valorados por muchos chef. Suelen presentar estrías para evitar el deslizamiento cuando están húmedos y estar huecos para no resultar muy pesados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario