martes, 16 de agosto de 2016

Refrito de garbanzos con sobrasada



Combinar la legumbre mesetaria con este embutido mallorquín no tiene misterio, hay que ponerse a ello para luego derretirse de placer al tomarlo.

Pippo in cucina
Legumbres
4 personas
Remojo: 12 horas
Preparación: 5 minutos
Olla rápida: 15 minutos
Fácil

INGREDIENTES

280 g de garbanzos,  60 g de sobreasada en rodajas, 2 cebolla, 1 zanahoria, 2 dientes de ajo, 2 hojas de laurel, 100 g de tiras de beicon, aceite de oliva, agua para la cocción y sal

REPARACIÓN

Poner en remojo los garbanzos con la antelación indicada.
Poner la cebolla, la zanahoria pelada y el laurel en la olla, cubrir con agua, salar, cerrarla y cocer el tiempo indicado.
Dejar que se enfríe, abrirla, retirar el laurel y la zanahoria, escurrirlo y reservar el caldo.
Pelar la cebolla y los ajos, picarlos y sofreírlos en aceite.
Añadir el beicon y dorarlo, luego los garbanzos hasta que éstos también se doren, removiendo de vez en cuando.
Servir muy caliente con la zanahoria cortada en rodajas y una rodaja de sobrasada sin la piel.
Degustarlo mezclándolo mientras la sobrasada se mezcle con el resto.

NOTA:Los garbanzos han protagonizado platos de las tradiciones culinarias de Medio Oriente, India, España y el sur de Francia, y luego llevadas a todo el mundo por exploradores españoles y portugueses. Su origen se remonta a siete mil años atrás, y son semillas de una planta herbácea que se cree nativa de Medio Oriente. Pertenece al grupo de las leguminosas y se considera una legumbre seca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario