martes, 20 de septiembre de 2016

Petto di pollo a la salvia. Pechuga de pollo con salvia.



Un segundo plato sencillo y rápido de preparar pero el aporte picante y sutil de esta especia le distingue de otros similares

Pippo in cucina
4 personas
Preparación: 10 minutos
Fácil

INGREDIENTES

2 pechugas de pollo grandes, hojas de salvia, aceite de oliva y sal.

PREPARACIÓN

Lavar las hojas de salvia y secarlas.
Salar las pechugas.
Calentar la plancha y añadir un poco de aceite
Colocar las pechugas con la salvia por encima y asarlas.
Voltearlas, volver a poner salvia por encima hasta que estén cocinadas.
Servir fileteado y calientes.

NOTA
La pechuga desde el punto de vista gastronómico, es la parte más apreciada del pollo, pues está prácticamente desprovista de grasa –apenas un 2%– y es de sabor nítido. La manera de prepararla es clave para que se mantenga jugosa y tierna. Es habitual en filetes o brochetas.



4 comentarios: