martes, 29 de noviembre de 2016

Ragú de venado



Ejemplo perfecto del slow food. Un día para prepararla, otro para hacerla y el último para subir al cielo.

Hans von Kaltberg
4 personas
Preparación: 10 minutos
Maceración: 24 horas
Fácil

INGREDIENTES

1½ de carne de ciervo, 2 cebollas, 2 zanahorias, 5 dientes de ajo, 1 pimiento rojo, 1 puerro, 2 cucharadas de tomate frito, Aceite de oliva, Sal, Pimienta negra.
Marinada: 1 botella de Rioja tinto, Orégano, tomillo, romero, laurel, clavo, bayas de enebro, canela...

PREPARACIÓN

Sumergir el ciervo troceado en cubos regulares en el vino con las especias elegidas en un bol grande y mezclarlo.
Dejarlo en la nevera el tiempo indicado y removerlo de vez en cuando.
Escurrir la carne, colar el adobo y reservarlo.
Salpimentar la carne y sellarla en una olla con un poco de aceite.
Añadir la zanahoria, el puerro y el pimiento picados en brunoise y los ajos aplastados y sofreírlos.
Verter el adobo y el tomate y cocer a fuego suave más o menos una hora si la carne es de granja, más si es de tiro.
Se puede sacar la carne una vez cocinada, pasar el resto de los ingredientes por el pasapurés, devolverlo a la cazuela y darle un hervor todo junto.
Como otros guisos y potajes, mejora de un día para otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada