sábado, 21 de enero de 2017

Tajine de pollo con cuscús



Para iniciarse en la sabrosa y variada cocina magrebí, sin dificultades ni historias raras, lo más fácil es lo más casero.

Hans von Kaltberg
4 personas
Preparación: 15 minutos
Fácil

INGREDIENTES

400 g de pechuga de pollo en filetes, 200 g de dátiles deshuesados, 1 cebolla, 2 tomates, 100 g de almendras crudas y peladas, aceitunas negras deshuesadas, ras el hanout, hierbabuena, aceite de oliva, agua para la cocción, cuscús y sal

PREPARACIÓN
Poner en una olla el pollo troceado, la cebolla en cascos, el tomate en cuñas, las aceitunas y un chorreón de aceite.
Cubrir justo con agua y cocer media hora, retirar las pechugas y reservarlas.
Añadir los dátiles y cocer 15 minutos, incorporar la hierbabuena lavada y picada y reducir hasta que quede meloso.
Tostar las almendras e incorporarlas al guiso junto con el ras el hanout y el pollo reservado.
Hacer el cuscús según lo indicado por el fabricante y colocar un flanecito en cada plato.
Probar de sal el guiso, ponerlo alrededor del cuscús y servir inmediatamente.

NOTA: Plato habitual de la cocina magrebí que toma su nombre del recipiente en el que se prepara.
Este recipiente es un plato de gran diámetro y, generalmente, de poco fondo, hecho de barro cocido y barnizado y dotado de una característica tapa cónica.
Esta tapa normalmente no se usa durante el proceso de cocción sino después, para mantener el calor de los alimentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario